Agencia de marketing B2B
Contacta

IoT: una oportunidad para el marketing

   

Según la consultora IDC Research España, el gasto en IoT en nuestro país va a pasar de los 9.345 millones de euros de 2017 a los 18.369 en 2022, lo que supone una Tasa Anual Compuesta de Crecimiento (CAGR) sostenido del 14%. Y seguro que el marketing se verá influido dentro de toda esta dinámica innovadora.

Fernando Jofre Redactor Senior

Según la consultora IDC Research España, el gasto en IoT en nuestro país va a pasar de los 9.345 millones de euros de 2017 a los 18.369 en 2022, lo que supone una Tasa Anual Compuesta de Crecimiento (CAGR) sostenido del 14%. Y seguro que el marketing se verá influido dentro de toda esta dinámica innovadora.

Internet of Things (IoT) nos abre un mundo apasionante para enlazar y fidelizar a los clientes. Nunca fue tan sencillo y asequible colocar sensores de todo tipo que nos proporcionaran la más variada información. Temperatura, humedad, presión, aceleración, proximidad, nivel, presencia de gases, geoposicionamiento… cualquier sensor que se nos pueda ocurrir ya se puede conectar directamente al mundo exterior. Y la reducción de costes de las soluciones IoT no es sólo viene motivada por el dispositivo en sí, sino también por el abaratamiento de la necesaria conectividad.

IoT: sensores conectados directamente a internet

Las capacidades de las próximas redes de telefonía 5G nos van a traer no sólo más velocidad de transmisión, sino mucha menor latencia, con la que conseguiremos información prácticamente en tiempo real. Esos aparatos cada vez consumen menos, lo que puede proporcionar autonomías energéticas de meses e incluso años. Y el nuevo protocolo de internet IPv6 (perdón por incluir terminología más técnica) va a permitir conectar un número prácticamente ilimitado de dispositivos y sensores vinculados en red.

Al fin y al cabo, los dispositivos IoT no son otra cosa que aparatos de mayor o menor tamaño, con o sin autonomía, pero todos ellos conectados a Internet, diseñados para recabar información y transferirla a una base de datos, que inteligentemente conectada a un sistema de gestión es capaz de aportar insights de gran valor para prácticamente cualquier negocio.

Sistemas que abaratan los costes y crean nuevos modelos de negocio

Ya conocemos casos de éxito como los de fabricantes de multitud de máquinas que pueden mantenerlas sin necesidad de intervenir el cliente, obteniendo en tiempo real información no sólo de averías sino de desgaste de piezas. Y lo segundo, facilita un mantenimiento predictivo con el que se pueden anticipar a la interrupción del servicio. Es el caso concreto de máquinas de vending que no sólo pueden informar de averías, sino comunicar la necesidad real de suministro de determinados productos, lo que optimiza también las rutas de abastecimiento.

En los hoteles ya se están utilizando sensores de proximidad y por supuesto de luz y temperatura para regular inteligentemente tanto la climatización como la iluminación de estancias; Y procesar esa información estadísticamente para cuantificar el aprovechamiento de determinadas instalaciones y sus servicios asociados. En logística podremos saber en tiempo real la ubicación de una determinada mercancía que estamos esperando recibir.

Los sensores, no nos engañemos, han existido siempre. Pero ahora están transmitiendo información que se acumula en soluciones de Big Data. Que, por cierto, se alojan en la nube, lo que garantiza una flexibilidad y escalabilidad ilimitadas. Estas a su vez ceden sus datos a nuevos algoritmos que materializan tecnologías de Inteligencia Artificial y Machine Learning, y al final, todo termina en cuadros de mando de un directivo, preparados para que pueda tomar las mejores decisiones basándose en datos totalmente reales.

¿Y qué pasa con el marketing?

Podemos resumirlo en un concepto: experiencia de cliente. IoT cambia la relación tradicional con los clientes, llevándola a un nivel muy superior al unir lo digital con lo físico. Ahora, además de información de Social CRM, podemos conectar directamente tanto con wearables como con dispositivos inteligentes. Siempre eso sí, contando con el permiso de los clientes (no olvidemos la omnipresencia del RGPD). Con eso podremos alcanzar una optimización de la experiencia end-to-end.

En línea con el data-driven marketing, seremos capaces de crear experiencias muchísimo más personalizadas, tanto para clientes hiperconectados que interactúan de forma proactiva en Redes Sociales, como aquellos que de forma menos consciente están participando de nuevas experiencias también conectadas.

En este contexto, simplemente añadir que acaban de lanzarse los nuevos dispositivos Amazon Echo en España, basados en el asistente virtual Alexa, alcanzándose ya multitud de acuerdos comerciales con proveedores tanto de productos como de servicios. Además el dispositivo inteligente (que según modelos viene equipado con micrófonos, altavoces, cámara y pantalla) viene acompañado de una colección de accesorios, desde enchufes conectados, bombillas, cámaras a termostatos. IoT y más IoT, en este caso para un hogar más digital.

Veremos qué tal funciona la experiencia, pero seguro que supondrá un jugoso negocio para todos los participantes. Que no nos quepa duda de que el data-driven marketing estará detrás de todo ello.

 

Fernando Jofre 

Consultor Tecnológico, Redactor Senior y Periodista en Indi Marketers

marketing futuro marketing IoT

Árticulos Relacionados

Leer Más
Leer Más
Leer Más
Leer Más