INDImarketers_television_redes_sociales

Las redes sociales y el “mando” de la tele

Publicado el

A día de hoy se calcula que existen unos 1.200 millones de usuarios en Facebook, en torno a 250 millones en Twitter y 1.000 millones en YouTube pendientes de los medios, especialmente de la televisión. Una cadena de televisión, como marca que es sabe, o deberían saber, que ha de rastrear y conocer opiniones, sentimientos y comentarios de los usuarios y aplicarlos a favor de sus productos y servicios. El empoderamiento de los consumidores a través de los medios digitales es tal que la gestión inadecuada de una crisis puede provocar una verdadera hecatombe para la marca, algo que, recientemente, se ha podido comprobar en televisión (pública y privada) con dos ejemplos más que notorios de la capacidad que pueden llegar a alcanzar las redes.

Una cadena de televisión, como marca ha de rastrear y conocer opiniones, sentimientos y comentarios.

El primer caso reciente viene de la mano de TVE, con su apuesta para el sábado noche, “La Alfombra Roja Palace” de José Luis Moreno, que cosechó un estrepitoso fracaso en su primera emisión. Las críticas negativas en cuanto al formato, contenido, la factura técnica y el presupuesto (todo en definititiva)  de los usuarios de las redes y especialmente de Twitter, convirtieron el programa en trending topic durante su emisión y horas después. Los espectadores consideran el programa una vuelta al pasado, por lo que solamente alcanzó unas cifras de 843.000 espectadores, una cuota del 5,8% del share, muy por debajo de sus competidores: “Un tiempo nuevo” o “La Sexta Noche”. Además, en su segundo programa, vio nuevamente reducidas sus cifras, en 27.000 espectadores. Un batacazo que ha tenido nefastas repercusiones en la ya maltrecha imagen de la cadena pública.

tve_alfombra_roja

El segundo ejemplo de falta absoluta de escucha social se produjo en el grupo Mediaset, que ha visto despegar una campaña de boicot y desprestigio sin precedentes tras el despido del periodista Jesús Cintora de “Las Mañanas de Cuatro”. Las redes sociales (en especial, Twitter) se volcaron en su defensa y alimentaron, con el fenómeno Cintora, la peor pesadilla del grupo de comunicación. Los hashtags #BoicotAMediaset o #BoicotAnunciantesMediaset se han convertido en trending topics. Además, muchos espectadores prometen no volver a consumir contenidos del grupo ni a comprar los productos que los anunciantes publiciten en sus cadenas. Incluso, desde la plataforma Change.org se ha iniciado una petición online para readmitir al periodista en su puesto. Junto con otras campañas de desprestigio anteriores en Twitter, como #apagonsalvame y #boicotanunciantessalvame o la pérdida de 3,7 millones de euros en ingresos por publicidad con el programa La Noria, se están deteriorando la imagen y reputación social de la compañía, que, incluso, ha contratado una empresa de seguridad cibernética.

mediaset

Los espectadores y usuarios de Twitter han conseguido en sólo unas horas cuestionar y retirar programas de televisión y esto es solo el principio de lo que hacer oídos sordos en las redes sociales puede provocar. La diferencia entre la falta o la inadecuada escucha social  y una correcta marca el ascenso o la caída de los productos televisivos por su carácter inmediato y abrumador. ¿Tomarán cada vez más nota y  darán más peso en sus estrategias después de estos y otros ejemplos? ¿Será, en un futuro, el espectador el que tenga realmente el mando de la tele?

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>