Search Experience Optimization

La “Search Experience Optimization o SXO”

Publicado el

  • El SEO vive una transformación
  • La cantidad deja paso a la calidad en el posicionamiento

Para Philip Kotler, especialista y precursor de la mercadotecnia moderna: “el marketing es un proceso social y administrativo mediante el cual grupos e individuos obtienen lo que necesitan y desean a través de generar, ofrecer e intercambiar productos de valor con sus iguales”.

Si esta definición se aplica al mercado en Internet, el objetivo de cualquier empresa será llegar al mayor número de clientes. Aquí es donde nace lo que hoy se conoce por posicionamiento SEO (Search Engine Optimization) o, lo que es lo mismo, posicionamiento en buscadores u optimización en motores de búsqueda. Es decir, un objetivo que las empresas buscarán para que sus productos aparezcan en los primeros puestos de los buscadores de internet. Principalmente, en Google, buscador que ha batido todos los récords, entre los millones de usuarios de Internet a nivel mundial. De ahí el nacimiento de la Search Experience Optimization (SXO), más allá del SEO.

Por tanto, lo primero que piensan los responsables de marketing de cualquier empresa, cuando usan herramientas como Internet, es ser los primeros en aparecer en estos buscadores, cuando un usuario busca un producto concreto. Para ello, usan estrategias de búsquedas propias, ya sea mediante la repetición continuada en distintos espacios web del producto que interesa vender, así como mediante la contratación de servicios ofertados por los buscadores más reconocidos, entre otras tareas que no pretenden otra cosa que vender el producto que distribuyen o fabrican.

Las primeras posiciones no siempre se identifican con el aumento de ventas

Pero, actualmente, esta realidad está siendo cuestionada por muchos teóricos y especialistas del marketing, ya que, en muchos casos, el producto o la empresa en cuestión aparece en las primeras posiciones de los buscadores, pero, lamentablemente, esto no se identifica con un aumento de ventas del producto, algo que, cada vez, ocurre con más frecuencia.

Por tanto, no se trata de cantidad, sino de calidad. Es decir, si se consigue que el producto aparezca en las primeras posiciones, ya sea mediante estrategias de marketing o por un gasto publicitario en empresas como Google, esto no debe bastar. Hay que dar un valor añadido al posicionamiento y a cómo hacerlo. Aparece, en este sentido, el concepto de Search Experience Optimization o SXE, un nuevo término que algunos expertos en marketing por Internet están sacando a la palestra los últimos años y que está dando mucho que hablar y pensar a los empresarios que realmente quieren satisfacer a sus clientes.

En resumen, se trata de buscar algo más de lo que ya existía. Buscar la calidad de la oferta mediante contenidos más atractivos, con ideas novedosas y no copiadas de la competencia. Buscar diseños nuevos que ya superaron, desde hace mucho tiempo, a los entornos flash, que han dejado de ser efectivos, principalmente, por la lentitud en la presentación de sus contenidos gráficos y las nuevas tendencias de captación de consumidores.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>