Marketing y método científico

El método científico y el marketing

Publicado el

Por Cristina Mayo

¿Es aplicable el método científico al marketing? Para responder, al menos en parte, a esta pregunta, vamos a describir el desarrollo de una estrategia de marketing para el lanzamiento de un producto o servicio, tratando de encontrar paralelismos en cuanto a metodología y objetivos con el método científico.

En primer lugar, definamos lo que es el método científico. Según el Oxford English Dictionary, el método científico es: «un método o procedimiento que ha caracterizado a la ciencia natural desde el siglo XVII, que consiste en la observación sistemática, medición, experimentación, la formulación, análisis y modificación de las hipótesis”.

De un modo sencillo, podríamos definir el método científico como el método de investigación utilizado para la producción de un determinado conocimiento científico.  Así, el método científico, se refiere a la serie de etapas que habremos de recorrer para obtener un conocimiento válido desde el punto de vista científico, utilizando elementos fiables y minimizando la influencia de la subjetividad del científico en su trabajo. Este método de investigación nunca debe tomar como referencia certezas absolutas, sino al contrario, debe desarrollarse a partir de lo observable.

Tal cual se conoce este proceso hoy, podemos considerar el método científico como el producto de muchas mentes brillantes y años de investigación y corrección del mismo en la evolución de la historia de la ciencia, hasta convertirlo en la herramienta máxima para descifrar y ordenar nuestros conocimientos.

Este es el método en el que se basan todos los proyectos de investigación, y el único considerado válido para respaldar o descartar nuevas teorías científicas. Actualmente el método científico consta de unas fases definidas e imprescindibles, que se deben seguir en un determinado orden y completa rigurosidad:

  • Observación
  • Hipótesis
  • Verificación y experimentación
  • Demostración o refutación de la hipótesis
  • Conclusiones

Método Científico

 

 

Desarrollo de una estrategia de marketing en comparación con el método científico

Al igual que en el desarrollo del método científico, también podemos enumerar una serie de elementos que tradicionalmente se analizan en el márketing a la hora de diseñar nuestra estrategia para el lanzamiento de un nuevo producto al mercado.

El plan de marketing para el lanzamiento de un producto implica un estudio pormenorizado del análisis de mercado previo en el que se realiza una investigación comercial para conocer en profundidad la respuesta del consumidor ante el producto. Esto podría equipararse a la fase de observación en el método científico, pero ya en esta primera fase, se establecen importantes diferencias. Hemos de tener en cuenta que el Marketing no es una ciencia exacta. Sus estudios cuentan con un alto factor humano, lo que hace que los mismos tengan una efectividad muy relativa, cambiante y poco predecible al contrario que los estudios científicos. Pero aplicar el método científico al márketing, nos permite reducir el riesgo de equivocaciones y/o eliminar elementos más subjetivos de nuestras conclusiones.

No obstante, podemos tomar prestadas las fases del método científico para ayudarnos a establecer nuestros planes de márketing en el lanzamiento de nuevos productos como veremos a continuación:

  • Observación: Al igual que en el método científico hemos de recopilar toda la información posible a cerca de nuestro problema. Sólo que en este caso será a cerca de nuestro mercado, público, competencia, etc. A través de esta observación conoceremos en profundidad el contexto de la marca y su estado en el mercado; por lo tanto podremos extraer cual es el “problema” para su venta y establecer nuestros objetivos.
  • Hipótesis: Conociendo bien el “problema” y los factores que lo propician, podremos entonces elaborar una hipótesis de lo que sucede en el mercado estudiado ante la introducción del nuevo producto. Es importante que dicho objetivo sea cuantificable (por ejemplo: obtendría x cuota de mercado). A partir de ahí podremos elaborar una propuesta que indique cuáles son los obstáculos que nos enfrentamos y cómo resolverlos. El desafío será realizar una hipótesis sobre en qué escenario de producto, precio, distribución y promoción nuestros clientes potenciales se decantarían por nuestro producto.
  • Experimentación: Mediante la experimentación, en el caso del márketing, al igual que en el método científico, trataremos de confirmar la veracidad de nuestra hipótesis sobre la introducción del producto en el mercado.
  • Demostración o refutación de la hipótesis: Una vez recopilados y analizados los datos extraídos de la introducción en el mercado puesto en práctica determinaremos la veracidad de nuestra hipótesis ¿Obtengo los resultados previstos en mi hipótesis? ¿consigo la cuota de mercado esperada?
  • Conclusiones: Una vez tenemos estos resultados, entonces podremos entender exactamente como ha actuado nuestro producto frente a la hipótesis mencionada y, al igual que el método científico, un fallo en la hipótesis no significará fracaso, sino que nos dará datos fiables para replantear nuestras estrategias de producto, precio, distribución y promoción para alcanzar nuestra hipótesis.

Si bien existen aspectos aplicables del método científico a los estudios de marketing, también encontramos obstáculos, veremos los principales en una próxima entrada.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>