Exceso de publicaciones en redes sociales

El exceso de contenido en las redes sociales

Publicado el

Una buena estrategia de marketing en las redes sociales debe generar y mantener una comunicación con los clientes que trascienda más allá de los propios límites de la empresa y que, además, transmita los valores y objetivos del proyecto que se pretende perseguir. De esta forma, la enorme inversión en redes sociales para dar a conocer una marca o producto deja de ser interesante para la audiencia, si se centra solo en generar contenido sin previamente seleccionar cuál es el más idóneo para su público objetivo. Priorizar la calidad por encima de la cantidad es la diferencia entre ser una empresa más en el mercado o un referente a seguir.

La gran cantidad de mensajes que cada día se lanza a los usuarios a través de cualquier tipo de dispositivo hace que estos se sientan abrumados y comiencen a tomar medidas para detener este flujo constante y reiterativo. Según las estadísticas, un 84 % de los consumidores se da de baja en bases de datos o hace unfollow en las páginas de marcas (el 86 %) y otros se desinstalan las aplicaciones para que no les lleguen más notificaciones (82 %).

Un 84 % de los consumidores se da de baja en bases de datos

Por otra parte, las marcas se sienten cada vez más perdidas en un mercado en el que la competencia es atroz y los usuarios dedican menos tiempo a retener la información, ya que esta puede ser adquirida en la web, donde se genera en exceso haciendo que se sientan abrumados y desinteresados. Así, según un estudio de Aimia, estos se quejan del exceso de mensajes de las marcas. Más concretamente, un 59 % lo hace por el exceso de emails; un 60 %, de SMS; y un 62 % por los mensajes que le llegan de notificaciones a sus dispositivos móviles. Los usuarios (sobre todo, los sectores más presentes en entornos virtuales, como los millennials) han dejado de atender a estos mensajes y solamente se acercan a las marcas cuando reciben información realmente interesante de ellas.

Cómo gestionar el contenido

Ante esta situación, las estrategias están cada vez más encaminadas a que las áreas de comunicación y marketing de las empresas trabajen conjuntamente para crear y gestionar eficazmente las informaciones que publican las marcas. Para ello, deben filtrarlas, agruparlas y compartirlas en función de intereses, temas y necesidades concretas de los usuarios. Frente al cada vez más extendido banner blindness o ceguera del banner, por la cual los usuarios no miran los mensajes que están viendo en pantalla, las marcas han reaccionado desarrollando alternativas para atrapar de nuevo su atención y vender sus productos.

La solución pasa por hacer contenidos más atractivos e interesantes para ellos y dejar de ser masivos para vender calidad:

  • Deben contar historias reales por las que los usuarios sientan empatía y evitar resultar promocionales, ya que, según The Economist Group, hasta un 60 % de los usuarios evita pinchar en el contenido, si les sugiere una venta.
  • Conseguir ser más efectista a través de estrategias que ofrezcan contenidos más llamativos, divertidos o intensos. Así, redes como Vine o Snapchat están triunfando gracias a sus contenidos intensos y creativos, como los vídeos de seis segundos.
  • Cuidar al cliente. Establecer un trato educado, atento, preocupado por sus problemas y que intenta darles solución de la forma más satisfactoria para él. Debe percibir humanidad y cercanía detrás de la marca.
  • Fusionar formatos; crear contenido capaz de adaptarse a distintos dispositivos y medios, como redes sociales; plataformas de vídeo; blogs… con ideas creativo, que incluya infografías, fotografías o vídeos cortos.

Estar en continua observación del usuario, conocer sus gustos y necesidades y adaptarse a ellos con contenido de calidad y difundido adecuadamente, sin saturarlo, será la clave para conseguir diferenciarse en un mercado competitivo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>